lunes, 26 de octubre de 2015

Reseña: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?



S i n o p s i s

  En un mundo devastado, lleno de restos tecnológicos y bloques de apartamento vacíos, Rick Deckard es un cazador mercenario cuya tarea consiste en retirar de la circulación a androides rebeldes. Pero los Nexus-6 son androides con características especiales, casi humanos, lo que dificulta notablemente su labor y puede llevarle a enfrentarse a problemas que es incapaz de imaginar siquiera. En particular, problemas morales y de identidad.

  Considerada una de las mejores novelas de Philip K. Dick, y si duda la más leída, esta obra es una alucinante pesadilla tecnológica, cuyos temas principales son el impreciso limite entre lo natural y lo artificial, entre lo real y lo virtual.

R e s e ñ a

  Muchos lo conocerán bajo el nombre de Blade Runner, pero en esencia es lo mismo. Seguido el libro lo venden bajo ese titulo a pesar de que en la película cambian varios elementos, pero en definitiva es más famosa y seguro sirve de publicidad. Mi edición es simplemente la más fea del universo. Por suerte sí pusieron el titulo original pero también una versión miniatura del póster de la película y la fuente más horrible del universo (además no está centrada) y es por eso que mejor busqué una portada más decente en internet. 

  Será famoso y todos lo adoraran pero a mi no me ha encantado. Algo falta a lo largo de la lectura, un elemento que crea un vacío. No sé que sea, yo sospecho que hay algo en la narración que provoca este efecto. Tal vez esto sirva para provocar una sensación en el lector que le permite conectar más con el mundo y espacio descrito, pero desde mi punto de vista esto me alejaba del libro y me quitaba las ganas de seguir leyendo.

  Siento que faltan elementos en la descripción. La impresión es misteriosa pero también provoca que uno se pierda y algunas partes se vuelvan confusas y no se entiende la historia hasta después. En la historia se habla de un polvo venenoso que esta en el aire y termina por matarte. Bueno, pues yo siento que este polvo viajó hasta mi e hizo mi lectura polvorienta y borrosa. No fue una lectura amena, acabe con una sensación de mareo que prevalece en mi al hablar de la novela de nuevo.

  De todos modos lo terminé en poco tiempo y esto fue gracias a la historia. Definitivamente esta parte me ha gustado bastante. La Tierra descrita es muy creíble y sobre todo amplia y diferente. Pero la mejor parte, en mi opinión, son los androides y todo lo que los rodea. Pues claro, es el tema focal y se trata de una manera verdaderamente interesante de llevar a otros temas, es una especie de conducto hacia la reflexión. Gracias a todo lo que se va descubriendo con el avance del libro y los diferentes androides encontrados en el camino uno se hace una imagen grande de como funcionan estos seres que no está vivos ni muertos.

  Pero esto no tendría sentido sin un punto de comparación. Este es el papel del personaje principal: dar una idea de como es un humano común. Como es un personaje sencillo se le puede asociar a varios comportamientos humanos y no solo al suyo como individuo único. Podría parecer que esto le quita su rol de protagonista pero en realidad esta parte está tan bien complementada que no sucede esto. Es un nadie que es todos.

  Todo el dilema con la empatía me ha parecido interesantísimo. Según el libro, a los androides se les identifica pues no pueden reaccionar de manera empática frente a situaciones en las que el humano sí lo haría. El papel del humano durante la historia ha sido buscar y rebuscar el significado de su existencia y una definición para su ser. En definitiva la teoría planteada en durante el desarrollo de la historia es bastante acertada y muy abierta a discusión. En las últimas semanas, he discutido con varias personas al respecto y siempre acabamos con nuevas conclusiones. 

  Esto hace la lectura de este texto una experiencia única pues las reflexiones, a pesar de ser dadas como afirmaciones y con varios argumentos para apoyarlas, han de ser vistas por cada quién de manera diferente. Yo las vi de una forma y por eso el libro me dio cierta impresión. Pero estoy más que segura que eso cambia según el individuo y en algunos casaos, drásticamente. 

  Pero la pregunta queda... ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? A mi parecer la respuesta es sí. Si puedes soñar con algo tan grande como la libertad puedes soñar con animales eléctricos, aunque no sigas las reglas de la sociedad humana y por ello no las entiendas totalmente. Técnicamente, con el simple hecho de que un androide se pregunte la razón de la obsesión humana con los animales eléctricos y reales, y sueñe al respecto (pues se puede soñar sin dormir), está soñando con ovejas eléctricas. 

¿Lo recomiendo? Sí, por ser un libro importante de la cultura literaria y además tiene una historia original y entretenida. No, pues al leer el libro siempre sentí que algo faltaba y en definitiva no es una narración "maravillosa" y eso hace que se pierda un poco el efecto de la historia. Le pongo tres estrellas pues a mi personalmente no me acaba de convencer y sin embargo algo ahí se me ha quedado, yo creo, para siempre.





- Julia.

sábado, 10 de octubre de 2015

Reseña: Persépolis.



S i n o p s i s

  Más de diez años después de su creación, Persépolis se ha convertido por méritos propios en un clásico de la novela gráfica. El relato autobiográfico de Marjane Satrapi nos habla de la historia de un país, Irán, que aún hoy en día sigue siendo una referencia en el mundo árabe. Cuna de las actuales revueltas contra los regímenes totalitarios, irán ha protagonizado guerras y alzamientos de todo tipo, y es imposible comprender el momento actual sin conocer su historia.

R e s e ñ a

  No tengo ni idea de como se reseña una novela gráfica así que voy a improvisar. En sus marcas, listos, fuera...

  Persépolis lleva años persiguiéndome. Desde la primera vez en que mi mamá me mostró la película y yo no sabía en donde estaba Irán, a las miles de veces en que obligue a miembros de mi familia a verla conmigo, o cuando la vimos en la clase de civismo y todos se quejaron de que fuera animación en blanco y negro mientras yo escondía mi emoción por volverla a ver, o cuando descubrí que era originalmente un cómic ese día que lo estudiamos en clase de francés y mi maestra no me pareció tan escalofriante como siempre, hasta el día en que lo vi por fin en el anaquel de la librería. 

  Las novelas gráficas son maravillosas pues a pesar de ser difíciles de conseguir cuando por fin las tienes las puedes terminar extremadamente rápido y releerlas varias veces hasta saciar tu sed (que no dejaba de crecer mientras la buscabas). Además pueden tratar cualquier tema, y lo hacen de una manera muy amable por lo cual son una gran manera de aprender sobre cualquier cosa. Así como Marjane, nuestra protagonista, que aprendió sobre el materialismo dialéctico en un cómic nosotros aprendemos de Irán desde el punto de vista de ella. 

  "Las novelas gráficas no son literatura". Por favor, todos aquellos con esa opinión, no me la digan a mi, vayan y opinen eso frente a Maus, novela gráfica ganadora del Pulitzer en 1992. Permítanme, de todos modos, decirles que las novelas gráficas no son solo literatura: también son arte gráfico de todo tipo (acuarela, óleo, dibujo a lápiz, dibujo virtual, y mucho, mucho más). Sí, hasta el cómic del Spiderman que leían de niños es literatura. Son sobre todo intelectuales presumidos que solo leen a "genios" y que creen que todos los escritos modernos son malos los que opinan esto, les diré la verdad: están equivocados y que son unos ignorantes al querer aparentar ser unos eruditos al decir este tipo de cosas. 

  Pero mejor sigamos con la reseña.

  Como ya he dicho, me parece que las novelas gráficas son una maravillosa manera de aprender. Las imágenes se quedan grabadas, y la manera de contar los hechos permite que se queden pegados al cerebro más fácilmente pues no suelen parecerse a un libro de texto (al los que muchos tienen fobia). Gracias a Persépolis y al testimonio de Marjane me es más fácil entender una parte de la historia que a la gran mayoría nos es desconocida pues nuestros medios occidentales muestran un punto de vista alejado de lo que se vivió. 

  Persépolis es una manera muy amena de aprender, de por si su composición hace que se lea fácilmente y te hace querer continuar y continuar. Pero también tiene un punto que creo yo es muy importante: la parte cómica. Es imposible no notar los chistes hechos ya sea con dibujos o con palabras. He aquí unos ejemplos (no hay spoilers en él) de una de las partes más famosas, memorables y simpáticas (en ingles pero se entienden sin palabras):



  Marjane, autora y protagonista, es mostrada como una niña/adolescente/mujer divertida, inteligente, creativa y con un profundo gusto por la lectura y el saber. Además de ser una rebelde con causa por naturaleza. Desde el principio te cae bien y seguir su lucha de rebeldía y vida es un placer. Creo que es definitivamente lo que más atrapa de todo el libro. 

  Además de ser una gran fuente de información, Persépolis cuenta con un estilo de dibujo sencillo y reconocible que permite entender sin dejar perder las palabras y la historia. A los que me refiero es a lo bien que se complementan. Es el equilibrio perfecto entre dos tipos de tinta.

  Quiero terminar la reseña hablando de la película. Sinceramente me gustó más el libro pues hay más detalles, pequeños detalles que superan a la película. Pero la película ocupara por siempre un lugar en mi corazón y en mi lista de favoritos. Las principales diferencias que podemos encontrar son la velocidad de la historia y el estilo de dibujo que se vuelve más limpio en la película. A continuación, un ejemplo:

  Los trazos son más limpios. Obviamente esta fue posterior al libro y hubo colaboradores y por eso se nota una ligera evolución. Les dejo el link del trailer aquí

¿Lo recomiendo? Sí, absolutamente, tanto película como libro. Si no has leído una novela gráfica nunca esta es una buena manera de empezar por su complicada sencillez



- Julia.

sábado, 3 de octubre de 2015

De libro a película: El Marciano.


¡Bienvenidos a una nueva sección en el blog! 

  Aquí compartiré mi opinión sobre las adaptaciones de libros que han sido reseñados en el blog. Esto es algo que hago seguido en un pequeño párrafo en mis reseñas pero con el estreno del El Marciano decidí agrandar este párrafo. Si les gusta idea por favor comenten y así sabré que les interesa e intentaré mantenerla más y más activa. Quiero que quede claro que esto no es una reseña de película. Esto dicho, empecemos con la entrada.



S i n   s p o i l e r s

Para los que no lo hayan visto les dejo el link al trailer subtitulado.

  Lo dije en la reseña del libro, desde el principio supe que convenía que esta película fuera buena. Es un tema que siempre interesa y que entretiene a todo tipos de personas, además es un besteller así que si haces una buena película te metes en el bolsillo a muchos lectores de inmediato. 


  A pesar de creer esto entré el día del estreno a la sala del cine muy nerviosa pero también emocionada pues El Marciano se volvió de mis libros favoritos inmediatamente. No sabía nada al respecto pues no quería que mi opinión fuera influenciada por la de otros, quería experimentar esta película por cuenta propia de principio a fin, sin prejuicios. 


  La película dura dos horas y media (bueno, con 22 minutos) y mi más grande preocupación era que tal vez no podría mantener mi atención en ella por tanto tiempo como me suele pasar con, por ejemplo, las películas de Harry Potter. Pero no me sucedió en absoluto, y a mi madre, que fue a ver la película conmigo y no ha leído el libro, tampoco le sucedió. Conclusión: la película te mantiene atrapado al igual que el libro, quieres continuar, saber que pasa y cómo se resolverán las múltiples peripecias. 



  En la primera escena se ven a los miembros de la tripulación haciendo actividades "cotidianas" de astronautas en la superficie de Marte. En un momento de esta escena aparece la nave y mi primer pensamiento fue: "esa nave se ve muy falsa, está película va a estar pésima". Por suerte me equivoque. Después de esta toma todos los efectos fueron maravillosos y perfectos. Los paisajes del planeta rojo se veían muy reales y muy bonitos. La naves eran muy realistas, los interiores lógicos, las caminatas espaciales parecían hechas en otro mundo (literal). 

  Hay una cosa que me marcó y me revolvió el estomago. Es algo que no se menciona en el libro. Para poder sobrevivir Mark tiene que racionar su comida y esto tiene sus consecuencias. Al principio de la película hay una escena en la que se quita la playera y se le ve fuerte, saludable, como un astronauta pues. Pero al final, se vuelve a quitar la playera... Esta débil, se le ven los huesos, su piel está lastimada. Nunca me imaginé esto al leer el libro, a pesar de ser lógico, nunca lo pensé...

  En una película dónde principalmente hay un señor que habla consigo mismo es muy importante que el actor sea bueno. Y el actor lo es. Representó perfectamente a Mark Watney, es justo lo que te imaginas en el libro. Además como el libro es básicamente un diario no hay mucha descripción física del personaje, así que el actor puede tener el aspecto que sea (casi). Lo importante es el carácter, y hay una transcripción perfecta de las letras a las imágenes. 

  Es la personalidad de Watney (simpático, positivo, inteligente, etc) lo que le permite sobrevivir el día a día en Marte y esto se ve reflejado en la adaptación. ¿Los chistes del libro? Están todos en la película, y verlos actuados y no escritos les da una "nueva dimensión de gracia". El humor es muy importante tanto para libro como película pues el estrés acumulado se diluye un poco durante estos momentos. 



  Hay algo que mejora en la película y tiene que ver con los personajes . Son Mindy Park y Rich Purnell, ambos miembros de la NASA. Yo caí en el estereotipo del científico y los vi como dos señores solitarios y nerviosos. De hecho, (según yo) así los describe el libro. Sin embargo, agradezco que la película los 
cambiara y nos diera a dos jóvenes, normales y 
felices (aunque se pierda con esto la evolución de Mindy). Purnell, es maravilloso y se volvió un de mis favoritos (cosa que no me sucedió al leer el libro) pues el actor lo hizo muy bien, y es simplemente tan tierno y apasionado por su trabajo que lo quieres instantáneamente. Lo que en el libro parece un señor grosero y creído, cambia el la película. Este es un cambio que acepto y aprecio.

  Por último, la música. Una selección rara, pero acertada. Música de los 70', la música de la que se habla en el libro aparece en la película (la de la capitana Lewis). Nunca hubiera imaginado que la música de esta época le daría tanto ritmo a un viaje en coche por Marte.

¿La recomiendo? Absolutamente. Tanto libro como película son asombrosos. Es una maravillosa adaptación del libro, hasta los números coinciden de tan acertada que es. Pero no solo es una buena adaptación, si no que es una buena película. Vemos que al director Ridley Scott se le da bien la ciencia ficción. Podría hacer 20 párrafos más al respecto pero se los dejo a ustedes. Cuenten que les pareció la película y el libro en los comentarios. Sumen su opinión a mi reseña.


- Julia.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

C o n   s p o i l e r s

(lea bajo su propio riesgo) 

  El final. Gracias a todos los que hicieron la película por darle un final al libro. El libro se acaba con Watney en la nave de regreso a la Tierra. Pero... ¿Llegan a salvo a la Tierra? ¿Qué pasa cuando llegan? ¿Los dos militares tiene que ir a la corte marcial? ¿Como vive Mark en la Tierra? ¿Y la tripulación? El libro no nos responde todas estas preguntas pero la adaptación sí. Y eso me hace tan pero tan feliz que no puedo ni explicarlo. 

  Cuando Mark pierde la comunicación con la Tierra esto no se menciona tal cual en la película. Sin embargo, si sucede pues durante el periodo en el que se pierde la comunicación en el libro, en la película no hay contacto visible entre la NASA y Watney. Creo que este en un ejemplo perfecto de cómo hacer una buena adaptación: para no perder el ritmo de la película no se menciona este hecho y sin embargo esta ahí, sin ser visible para quien no leyó el libro.