jueves, 10 de marzo de 2016

Reseña: Diario de Golondrina.



S i n o p s i s

  Primero fue la pérdida de un gran amor. Después el bloqueo de las emociones y, más tarde, el descubrimiento de que ya no había vuelta atrás. Así empieza este libro intimista y descarnado en el que un hombre de identidad cambiante descubre que la única manera de recuperar el placer es con experiencias radicalmente nuevas. El primer umbral será la música de Radiohead. El segundo, el asesinato. Mata por encargo, al principio, y después las víctimas son elegidas al azar. Hasta que un día se enamora... La pluma de Amélie Nothomb se encarna en una voz masculina, en un yo frío y distante, no exento de ironía, que nos reta a desvelar el secreto que esconden las páginas del diario del asesino.

R e s e ñ a

  Les traigo una reseña más de Amelie Nothomb. Esta vez, nos adentramos en la vida de un asesino, pero sobre todo, cómo llega a volverse uno. Este no es el único de la autora que trata el tema, pero en definitiva, de los que yo he leído, este me ha parecido el más duro. Sinceramente, no creo que nada te pueda preparar para enfrentarte a esta historia. Me ha dejado extremadamente sorprendida. 

  El libro lo narra el personaje principal, el asesino, lo cual nos permite tener una acercamiento de primera a lo que siente, o más bien a lo que no siente. He oído mil veces decir, "yo no siento, nada, soy un robot", pero en Diario de Golondrina, la idea se lleva a otro nivel, un nivel escalofriante. Las descripciones que hace sobre sus no-sentimientos llegan a ser tan familiares que sin querer, empiezas a sentir cierta "simpatía" por él, aunque sabes que no deberías. Pero es que, eres consciente de que es un loco, un enfermo, pero estás dentro de su mente, y lo que piensa, parecería tener lógica. ¡Pero no!

  Esto pasa seguido en los libros de esta autora, ella no habla de héroes maravillosos y perfectos, sino de aquellos con problemas, enormes problemas. Pero son tan humanos y sus problemas tan disparatados y sus historias tan imposibles, que dudas, no puedes odiarlos, simplemente quedas en shock desde las primeras páginas hasta después de finalizar la lectura. 

  Pero el personaje principal no es lo único extravagante, la historia también lo es. Es la historia de un asesino, pero se cuenta de una manera tan casual, que podría parecer el diario de una persona común y corriente pues te habla de música, de comida... Pero es que hasta la comida es signo de locura en este libro. No entiendo de dónde saca la escritora este tipo de ideas y hasta me hace dudar si no estará loca ella también. La mezcla de emociones que te hace sentir, es demasiado: por un lado estás asqueado y no puedes seguir, por otro lado, es tan fascinante que quieres continuar. Y luego, aparece el misterioso diario y todo da vueltas una vez más. 

  El estilo de Amélie Nothomb, es reconocible nuevamente en este libro. Una novela corta llena de elementos. Justo las palabras necesarias, ni una más ni una menos. Creo que es su ritmo constante lo que te ayuda a continuar en una historia tan fuerte. La historia aleja, la narración atrae. 

¿Lo recomiendo? La verdad, es una decisión personal, pues este libro se me hizo demasiado extremo. Claramente no es para todos. Así que dejo la lectura del Diario de Golondrina bajo su responsabilidad. 


- Julia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.